cómo acomodar los productos en el supermercado

Cuando potenciales clientes entran a una tienda retail solo se tienen unos pocos segundos para mantener su atención. El establecimiento es el sitio donde ocurren las decisiones de compra, por lo que contar con estrategias que despierten el interés de shoppers y consumidores en los productos que se ofrecen marca la diferencia de un buen negocio minorista. De allí que una manera efectiva de conseguirlo sea mediante las campañas en punto de venta. 

Este tipo de campañas involucra al marketing promocional con 3 propósitos relevantes: crear conciencia de marca, reforzar el engagement y aumentar la adquisición de productos en tienda de forma orgánica. Si bien una pieza indispensable en dichas campañas es el promotor de mercadeo, la estrategia de promoción no está completa sin técnicas adecuadas de visual merchandising. 

Tipos de campañas en puntos de venta 

Las campañas de promotoría son una herramienta táctica para posicionar las marcas en las mentes del consumidor, dándoles un valor agregado comercial y emocional. El tipo de campaña está sujeta a los fines que se quieran alcanzar, la duración, el producto y el target. De modo que las más conocidas son: 

  • Campañas de lanzamiento (productos nuevos o imagen de marca renovada).
  • Campañas por estaciones (la línea de productos de una marca personaliza su imagen en determinados días del año como Navidad, Halloween o 14 de febrero para influir en decisiones de compra. 
  • Promocionales (en ocasiones se ofrece el producto de la marca a promocionar con otro producto complementario). 
  • Demostraciones (el promotor es el experto que brinda información relevante de una marca y producto en específico). 

 

¿Cómo realizar campañas en punto de venta?

El secreto para que una campaña de promotoría triunfe radica en su planeación estratégica y estructura, tomando en cuenta las necesidades individuales del PDV. Toma nota de los siguientes aspectos para crear una campaña de peso. 

  1. Define tus objetivos comerciales. Estos deben ser medibles, reales, alcanzables y duraderos. 
  2. Identifica el target. ¿A quién se dirige la campaña? Y alinea las características de tu público objetivo con las metas que pretendes alcanzar. 
  3. Genera experiencias positivas. A la hora de ejecutar la campaña es importante que la interacción con los consumidores sea significativa y los apoye a solucionar necesidades. 
  4. Ten personal capacitado. Aquí es crucial contar con expertos que brinden un servicio sin igual y con verdadera capacidad de comunicación, como el ya mencionado promotor de mercadeo. 
  5. Sigue de cerca los resultados. Apóyate de programas o analíticas que te permitan saber cómo se va desarrollando la campaña y cuáles son sus avances, con el fin de tomar decisiones en favor de la marca. 
  6. Evalúa resultados. Una vez que la campaña ha terminado es valioso revisar si los objetivos se cumplieron y qué cosas faltan por mejorar, solo así se podrá tomar acciones oportunas en próximas ocasiones.

 

¡Destaca en tus campañas en punto de venta!

 

Una buena campaña de promotoría es el medio ideal para darle presencia relevante a la marca e influir en la decisión de compra. Si buscas maximizar el rendimiento de tu marca o productos, no dudes en acudir a los mejores: Grupo Prom

Reconocida como 1.er lugar durante doce años consecutivos en el Ranking Nacional de Agencias de Promociones de México, en Grupo Prom desarrollamos modelos eficaces de ejecución tomando en cuenta los objetivos y necesidades de cada marca. Con más de 40 años de experiencia en áreas comerciales, somos líderes de la promotoría ejecutada en punto de venta al generar resultados extraordinarios. Además, contamos con certificación REPSE para la prestación de servicios especializados y ejecución de obras especializadas.

Nuestros servicios en ejecución atienden las siguientes necesidades en el PDV:

  • Soluciones de mercadeo y promotoría.
  • Activaciones e impulso de venta.
  • Desarrollo de canales.
  • Tecnologías de información diseñadas y desarrolladas para lograr la calidad, rentabilidad y correcta ejecución.

¿Quieres saber hasta dónde puede llegar tu negocio?

¡Contacta a PROM!